En algunos proyectos pareciera que nadie se pone de acuerdo en la apariencia de la pared y lo que a uno pudiera parecerle correcto a otros les parece inaceptable. Puede haber quejas sobre el color del mortero, anchura de la junta o grietas en el ladrillo. A algunos arquitectos les gusta examinar la pared de cerca con un perfil o con lupa cuando evalúan el muro – ¡pero ambos están mal!. Por suerte hay una guía entre el código de construcción y el ASTM sobre como evaluar la apariencia de una pared de mampostería.

Tolerancias de construcción

El diseño y construcción de mampostería es cubierto en el código de construcción TMS 401 y las especificaciones del TMS 602. Las especificaciones de la Sección 3.3 F tienen una lista de tolerancias de construcción. Algunos diseñadores esperan que la chapa de mampostería cumpla con las tolerancias de construcción aunque hayan sido desarrolladas por razones estructurales y no por problemas de apariencia. Las tolerancias están enlistadas en las especificaciones para el plomo (±1/4” a 10 ft, ±3/8” a 20 pies, y ±1/2” max.), variaciones de nivel (±1/4” in 10 ft. o ±1/2” max.), y variaciones desde una línea (±1/4” in 10 ft, ±3/8” in 20 feet, and ±1/2” max.), entre otros.

Las juntas del lecho del mortero pueden variar ±1/8” del grosor especificado y las variaciones de las articulaciones de la cabeza están limitadas a -1/4”. Esto significa que una articulación de la junta de 3/8” puede variar de ¼” a ½” de espesor y aún así cumplir con los requisitos de tolerancia.

Hay que asegurarse de revisar el manual del proyecto: algunas especificaciones del proyecto endurecen las tolerancias o las enlistan para artículos no cubiertos por el TMS 602, como alinear la junta con la pared.

Grietas y rupturas en el ladrillo

Los ladrillos de arcilla están hechos con dimensiones y apariencia uniformes, pero de vez en cuando se dañan durante su manufactura y transporte. La apariencia del ladrillo depende de su “tipo”. El ladrillo del Tipo FBS representa la producción estándar, el Tipo FBA está hecho para cumplir con ciertos criterios arquitectónicos y de apariencia, y el ladrillo del Tipo FBX tiene control extra durante su manufactura. Si el proyecto requiere un control estricto en cuanto a tolerancias o apariencia, es prudente considerar la compra de ladrillos del Tipo FBX.

Los estándares de ladrillo del ASTM (incluido el ASTM C216, la especificación para la chapa del ladrillo) dan cierta tolerancia para el tamaño y número de ladrillos y grietas que se permiten en su envío. Dependiendo el tipo de ladrillo, entre el 5 y 15 por ciento del envío puede tener pequeñas grietas y fisuras. Las normas de la ASTM también especifican los límites permitidos de distorsión, deformación y variaciones dimensionales de los ladrillos

Como observar una pared de ladrillo

Una forma de disminuir las disputas es asegurarse que todos juzguen el producto terminado de la manera correcta. Primero hay que comparar su aspecto con el panel de muestra aprobado. El trabajo en el sitio debe tener la misma calidad y aspecto que panel de muestra.

Más allá de las fisuras permitidas por la ASTM, los estándares del ladrillo nos indican que el ladrillo “debe estar libre de grietas y otras imperfecciones desvirtuando la apariencia de la muestra designada cuando es vista debajo de una luz difusa a una distancia de 15 pies para el Tipo FBX y una distancia de 20 pies para los Tipos FBS y FBA” (ver foto). Los estándares de ladrillo en el ASTM C216 y C652 tienen dicha declaración y enfoques similares para su evaluación incluidos en las especificaciones para bloques de concreto en el ASTM

Tips para evaluar el aspecto

  • Ser proactivo. Desarrollar un acuerdo previo a la construcción, y hacer que todos estén de acuerdo en el aspecto deseado antes de empezar el trabajo. Si uno no esta familiarizado con el tipo de ladrillo especificado para el proyecto, hablar con el fabricante sobre las tolerancias de producción.
  • Panel muestra. SIEMPRE hay que asegurarse que el cliente apruebe el panel de muestra para el proyecto. Este no necesariamente tiene que ser un muro de muestra costos y en muchos trabajos el panel de muestra puede ser el primer tramo de mampostería construido. El panel de muestra debe contener el rango de color y mano de obra esperado en el proyecto. Hay que asegurarse que todos estén de acuerdo en su aspecto antes de continuar con el trabajo.
  • Limpiar la pared primero. Si existe una disputa sobre el aspecto de la pared, hay que esperar hasta terminar antes de evaluar el producto. Limpiar la pared cambiará su aspecto.
  • Herramientas. Hay que ser consistentes respecto a las herramientas utilizadas. No hay que apresurarse y hay que asegurarse que todos los albañiles trabajen a la par con el mortero. El mortero debe ser trabajado cuando es suave al tacto. Trabajarlo cuando está demasiado mojado o tieso cambiará su apariencia.
  • Colado de ladrillo. Hay que estar pendiente de los ladrillos descoloridos, agrietados, deformes o rotos cuando se construya la pared. Ya sea que ­la cara “mala” apunte a la cavidad (donde no sea visible), cortar la parte dañada y usar la otra como medio ladrillo o desechar.
  • Eflorescencia. Los estándares del ASTM para el ladrillo cambiaron hace algunos años, ahora si queremos un ladrillo que no contribuya a la eflorescencia, es necesario pedirlo. Solicitar que el fabricante proporcione ladrillo clasificado como “no eflorecido” cuando se hagan las pruebas según el método del ASTM C67.
  • Poner atención a la limpieza. Usar limpiadores de alta presión o con ácido pueden desfigurar el ladrillo y el mortero de las juntas. Es conveniente preguntar al fabricante cual es el mejor limpiador para su producto. Es importante humedecer la pared, aplicar los limpiadores y no usar cabezas con punta de aguja o alta presión para enjuagar la pared.


Estas paredes aunque fueron construidas por el mismo albañil, usando el mismo ladrillo, se ven muy diferentes. La caída de luz en el lado izquierdo resalta todas las imperfecciones. La forma correcta de observar una pared de ladrillo es bajo luz difusa o indirecta, como se muestra en el lado derecho.

Palabras: Michael Schuller
Fotos: Atkinson-Noland & Associates, Masonry Magazine
Traducción: Gerardo S. Valerdi