Translation: Tesoro Americano: Ayuntamiento de Philly

El Palacio Municipal de Philadelphia es el edificio de mampostería más grande del mundo hecho de ladrillo, mármol blanco, piedra caliza y granito. Esta estructura histórica deja a los visitantes llenos de asombro. Los humanos han tenido más de un siglo para acostumbrarse a los rascacielos, y aunque este es un edificio alto, alcanzando los 548 pies sobre el pavimento, decenas de millares de personas de todo el mundo se paran ahí sólo para contemplar la inmensidad del edificio. 

Es curioso pensar que tuvo su comienzo en la mitad del siglo XIX, antes de que se dispararan los primeros cañones de la Guerra Civil Estado Unidense. Philadelphia era un centro industrial y capital textil, la segunda ciudad más grande del país y una de las más ricas. Por una generación hubo debates sobre la construcción de un nuevo Palacio Municipal, más que nada sobre su ubicación. Algunas lo querían en Penn Square, otros en Independence Square y otros en Washington Square. Fue como cualquier debate de NIMBY de hoy en día, llevado a cabo en juntas de consejo ciudadano en pueblos chicos y grandes a lo largo del país. 

Antes, como ahora, los debates sobre su ubicación involucraban a periódicos y cámaras políticas. Crearon una fractura entre ciudadanos y hombres de negocios. Finalmente se sometió a votación. El ganador fue Penn Square, uno de los cinco parques planeados por William Penn, un terreno de cinco acres donde según Philadelphia´sCity Hall por Allen M. Hornblum y George J. Holmes, alguna vez se llevaron a cabo ahorcamientos.  

Después de que otra serie de batallas retrasaran el comienzo de la construcción, el arquitecto John McArthur Jr, ganó un concurso para diseñarlo. Sus planos abarcaban una manzana completa con el fin de darle a Philly el derecho a reclamar el título del edificio más alto del mundo. La colosal construcción de ladrillo, mármol y granito fue arreglada en torno a un patio central público, al cual los ciudadanos pudieran entrar fácilmente a través de cuatro portales monumentales. Tenía techos abuhardillados, columnas profusamente esculpidas, buhardillas escalonadas y ventanas largas que daban la ilusión de que sus seis pisos eran sólo tres. Estas eran características del estilo de Segundo Imperio Francés, en ese entonces muy elegante. 

Sin embargo, como la arquitectura cambia, también lo hacen los bienes inmuebles. Especialmente considerando que la construcción del edificio de siete pisos tomo 30 años para ser terminado. Todas las peleas en cuanto a su ubicación, fueron en vano.  En ese entonces Penn Square era el centro de la ciudad, pero Philadelphia había crecido tanto durante esas tres décadas, que dejó de tener la ubicación central que alguna vez tuvo. 

El edificio tampoco recibió las fanfarrias que McArthur esperaba. La Torre Eiffel y el Monumento a Washington fueron terminados antes de 1901 cuando el Palacio Municipal  fue terminado, negando el salto a la fama del arquitecto. Recibió pequeñas fanfarrias en el dudoso reclamo de que el Palacio Municipal era el edificio ocupado más alto del mundo en 1909, pero incluso ese título se le dio a otro edificio, el MetropolitanLifeBuildingAl menos el Palacio Municipal tuvo el título del edificio más alto de Philadlephia hasta 1987. Sin embargo, McArthur ya había muerto y había sido reemplazado por William Biedden antes de ver al edificio abrir sus puertas al público. 

UNA HAZAÑA, DE HECHO 

El Palacio Municipal de Philadelphia por el que caminamos hoy en día, aún funciona como centro municipal y tiene 700 cuartos. Unos 88 millones de ladrillos, miles de toneladas de mármol y granito componen esta estructura y ayudaron a edificarla y darle el título de la estructura de mampostería más grande del mundo. 

Aunque el diseño de McArthur virtualmente no contaba con esculturas, el maestro William Struthers y el escultor Alexander Milne Calder fueron responsables de las más de 250 esculturas de naturaleza, captando artistas, educadores e ingenieros que representaban los ideales estado unidenses y contribuyeron a la genialidad del país. Varias de esas esculturas son de McArthur, incluyendo una en la cual sólo está cubierto de verdor. 

Sin embargo, ninguna de las esculturas conmemoraba la guerra, aún cuando Estados Unidos todavía sentían el final de la Guerra Civil. Éste plácido personaje escultórico surgió como muestra de respeto a William Penn, un cuáquero (por lo tanto pacifista). Los memoriales de guerra que hoy en día se puede ver en el Palacio Municipal se hicieron mucho después. 

El mármol usado para crear estas formas de arte tuvo una gran jornada antes de llegar desde Lee, MA. Fue embarcado para después ser colocado en barcazas en Long Island, flotaron por el Delaware y los canales de Raritan hacia el río Schuykill y hacia la ciudad, donde entre las calles de Chestnut y Locust, Struthers lo cortó y lo envió al lugar del edificio. Se dice que el bloque más grande era de 36 toneladas, según el Palacio Municipal. 

McArthur podría al menos sonreír desde su tumba al saber que su preciado edificio es la estructura de mampostería más grande del mundo, lo cual es impresionante al pensar en las Pirámides de Egipto. El edificio no cuenta con estructuras de acero que lo sostengan. Es por ello que las paredes del granito y piedra caliza del sótano tienen 22 pies de grosor. (Aunque soportes de metal fueron usados en la torre) 

ESPERANDO A LA TECNOLOGÍA 

Calder vino de Escocia en una época en la que sus compatriotas artesanos consideraban que la escultura decorativa había pasado de moda. Afortunadamente para nosotros él había sido entrenado por grandes escultores en centros europeos como Londres, París y Edimburgo. Su trabajo escultórico de la de Penn en lo alto del Palacio Municipal, y lo que vino después comprobaba que Estados Unidos era tierra de oportunidades. Después de esta reiteración, la estatua tomó  forma como un modelo alto de arcilla de nueve pies, la agrandó y agrandó hasta que alcanzó una altura de 37 pies. Por 1888 el y su equipo hicieron un molde de ella pero después tuvieron que poner su atención en otro lado. 

Las esculturas decorativas en un edificio diseñado hoy pueden ser algo arcaico. Sin embargo, aquellos escultores, creaban hazañas técnicas. Ellos tenía que esperar a que la tecnología cubriera sus necesidades. La tecnología no estaba lista para entregar lo que supuestamente sería la escultura de bronce más grande del mundo. 

Era 1894 cuando Tacony Iron y Metal Works a través de la ciudad entregaron las 14 piezas de la estatua de 27 toneladas y casi cuatro pisos de alto, en el sitio de construcción. La ciudad decidió dejarla ahí por un año, acumulando ooohsaaaahhsde los habitantes, quienes al atestiguar que tan sólo el brazo de la estatua de Penn media 12 ½ pies de largo, habrían tenido una vista que nadie mas jamás tendría de la famosa estatua. Después la desarmaron en mas de una docena de todavía grandes piezas y las llevaron a lo alto del edificio.  

Hoy, desde una Puerta en el sombrero de Mr. Penn, los trabajadores pueden llegar a lo alto de uno de los puntos más altos de la ciudad para cuestiones de mantenimiento. A veces suben para apoyar a los equipos locales, vistiéndolo con sombreros y otras cosas referentes a los amados equipos deportivos como los Flyers, Eagles y Phillies.  

MAGNIFICENCIA ESCULTÓRICA 

Pero no tienes que ser una cabra de montaña para apreciar las vistas de los trabajadores. Los visitantes pueden tomar un elevador que los lleva a la plataforma de observación para aprecias tales vistas. Si bien es cierto que es difícil ver las abundantes esculturas del edificio desde una perspectiva común en el suelo, hay mucho que ver que aun aquellos que pasan por ahí todos los días por años, pueden ver algo nuevo regularmente. 

El Palacio Municipal de Philadelphia, con su interminables tallados y esculturas, dieron a Calder una oportunidad única en su vida, como se ha mencionado con anterioridad. Un equipo de asistentes lo ayudó a convertir sus ideas en arcilla en yeso y después en la piedra que vemos hoy. Algunos de esos asistentes pudieron haber posado como modelos para las 94 estatuas que miden el doble que una persona. Es probable que su hijo lo haya hecho también.  

Debido a que los primeros habitantes de Philly fueron Suecos, una escultura muestra a dos Suevos y dos Iroquois (o Delaware; Penn constantemente tuvo que lidiar con ambos en la fundación de Philly). Animales como el bisonte, elefantes, caballos y pájaros también aparecen. Una sección de esculturas cuenta con ocho gatos trabajando como cazadores. Si, gatos. Aparentemente esto fue hecho como muestra de respeto a Samuel Perkins, presidente de la Comisión de Edificios Públicos, un fanático apasionado de los felinos, quien jugó un papel integral en la construcción del edificio. Probablemente tienen un significado completamente diferente para trabajadores y visitantes cuando parece que este es atacado en la vida real por una infestación de gatos, ratas o ratones. 

Ahora consideren otro lado de la estructura, el lado sur, donde se ubican la corte y el sistema judicial. Entre las esculturas de ahí, se encuentran las caras de Moisés y figuras correspondientes a la Justicia (una mujer con los ojos vendados) y la Ley. Y en el lado oeste, donde los prisioneros entraban para juicios, figuras como la Simpatía y sus compañeros Oración, Meditación y Arrepentimiento mantienen guardia. Hay más de un hijo prodigio pidiendo perdón. 

La fachada éste presenta la figura de Ben Franklin, restos de su casa que esta no muy lejos, pero cuyos restos de vida son una fuerza omnipresente por la ciudad. Las figuras de Industria, Paz, Arte y Ciencia, figuras de cualidades irrefutablemente características de los eruditos, también adornan esa fachada. Este también es el lugar en el que la Arquitectura recae, una imagen del Palacio Municipal levantándose sobre su hombro.  

Mientras tanto en lo alto de la torre del reloj, cuatro enormes columnas de mármol muestran capiteles cautivadores. Figuras tradicionales de hombres de Asia, África y Europa y un Indio Americano parecen estar lado a lado, trabajando en armonía para levantar el peso de encima.  

ENTREMOS 

No todo lo que hay que ver sobre el Palacio Municipal es visible por fuera. Entren a este Histórico Monumento Nacional y notara un lugar que no ha cambiado tanto en los últimos 60 o 70 años. Algunas partes se ven como pudieron haberse visto hace 117 años cuando el lugar abrió al público. Es un testimonio a la conservación del que el espacio aun es muy bien utilizado por los ciudadanos de Philadelphia. Las personas todavía obtienen sus licencias de matrimonio, adoptan niños, van a la corte, pagan sus multas y graban conferencias de prensa a lo largo de los 14 acres de espacio. Las letras y números en las puertas de las oficinas, los relojes, los escalones de granito y el olor de la antigua librería nos llevó a muchos de nosotros a una época a la que todavía no habíamos nacido.  

Las aparentes escaleras de granito en cada una de las cuatro esquinas del edificio son una maravilla que quita el aliento. El arquitecto nacido en Philly, Thomas Ustick Walter, diseñador del domo de hierro en lo alto del Edificio del Capitolio también diseñó estas escaleras. Cada una de las cuales fueron talladas usando una sola placa de granito de Cabo Ann. Su falta de medios visibles de soporte demuestran el verdadero componente científico de la arquitectura.    

El campus del Palacio Municipal de Philadelphia verdaderamente merece ser reconocido como un Tesoro Estado Unidense. Con sus exuberantes interiores y su exterior escultural tipo Donde esta Wally, ha mantenido una presencia imponente de la que McArthur, Powell, Calder y Struthers estarían más que orgullosos. Ciertamente Penn lo reconocería como un monumento al país.  

En el cielo nocturno, aun entre los brillantes rascacielos, cautiva el ojo. Es grandioso y atractivo. Sus ornamentos deleitan de forma innegable. Y por muchas generaciones, el Palacio Municipal seguirá invitando a la genta a descubrir historias casi audibles en este gran ejemplo de mampostería. 

A PRIMERA VISTA 

Estos son otros elementos notables del edificio: 

  • Tiene 548 pies de alto hasta la punta del sombrero de la escultura de Penn. 
  • Cuenta con 250 esculturas diseñadas por el escultor Escocés-Americano Alexander Milne Calder, abuelo del escultor modernista Alexander Calder, quien inventó los móviles en la década de los 30´s y diseñó la famosa flama y el flamingo rojo de la Plaza Federal en Chicago. 
  • La escultura de William Penn, hecha de mármol y acero, que se erige 37 pies sobre el edificio, pesa 27 toneladas. 
  • Philly fue la primera ciudad planeada del Nuevo Mundo y fue planeada por Edmund Bacon. 
  • Durante la Guerra Revolucionaria, Philly fue la segunda ciudad anglo-parlante más grande del mundo después de Londres. 
  • 19 trabajadores murieron durante la construcción del Palacio Municipal. 
  • El reloj de la torre del Palacio Municipal tiene 26 pies de diámetro. Las estatuas que están encima de él, tienen 24 pies de alto y la envergadura del águila vecina se extiende 12 pies a lo ancho. Uno de los relojes más grandes del mundo, se dice que pesa 50 toneladas y le recuerda a Philadelphia a 360 pies por encina, de seguir adelante. El libro de Hornblum y Holmes nos dice que la manecilla de minutos tiene 16 ½ pies de largo y la manecilla de horas tiene 11´10¨de largo. 
  • Las palomas generan unas 60 toneladas de guano en el edificio. Equipos de limpieza lo quitan, aunque también lo usan para construir nidos. 
Palabras: Nichole L. Reber
Fotos: Bruce Starrenburg