Translation: Contractor Tip of the Month

Sólo se tienen pocas oportunidades para tener parte del mercado y maximizar la rentabilidad. Por lo tanto, cuando se presentan oportunidades, hay que tomarlas.

No esperará. Y si no se toma –tengan por seguro que– la competencia lo hará.

La gran cantidad de trabajo de construcción que se lleva a cabo a lo largo de los Estados Unidos es impresionante. En Ohio y West Virginia (donde operan mis empresas) hay oportunidades por todos lados.

También he viajado frecuentemente en meses anteriores –visitando Nashville, Charleston, Savannah, San Diego, Orlando, Key West, Dallas, San Antonio, Myrtle Beach y Charlotte, entre otras ciudades a lo largo del camino. He visto de primera mano que el negocio de la construcción está en auge por donde quiera que volteo. Simplemente en el centro de Denver vi 17 grúas en el aire.

Para aquellos en el negocio de la construcción, ahora es el momento de hacer dinero. No esperen, Obténganlo a hora, o…

Me encuentro escribiendo este Tip de contratista  en un gran bote de pesca en el Océano Pacífico, donde me encuentro pescando con 13 compañeros de mi red profesional. Nuestro grupo –conformado por dueños y altos directivos de empresas de construcción a lo largo de los Estados Unidos– se reúne semi-anualmente por lo menos tres días para discutir sobre las mejores prácticas de dirección y negocios. Esta vez, decidimos acortar la reunión formal y tomar un viaje de pesca de 2 ½ días saliendo de San Diego, California. Y lo que es más cool es que estoy escribiendo este tip Y pescando al mismo tiempo.

Como verán, soy capaz de maximizar la oportunidad (y el tiempo), porque nuestros guías han puesto las cañas en la parte trasera del bote y usamos la caña cuando nos topamos con un banco de peces. Podemos usar la caña por horas antes de encontrar atún, Dorati o cualquier otro tipo de pez que estemos buscando.

Cuando esto sucede, el capitán detiene el bote y sobre el altavoz, con voz fuerte se escucha “Peces en el área, preparen sus anzuelos y lancen sus líneas al agua inmediatamente.”

No hay tiempo para inactividad. Nos escabullimos como ratones al queso tratando de preparar nuestro equipo y lanzarlo.

Una vez que estamos en un banco de peces, tenemos la posibilidad de atrapar muchos grandes antes de que termine la carrera.

Pero tan pronto se van los peces, podemos sentarnos ahí con la carnada en el agua por días y solo atrapar una pequeña cantidad de peces – en el mejor de los casos. Por lo tanto, cuando el capitán nos informa sobre recoger nuestras líneas, confiamos en el. Es momento de avanzar y buscar mas peces.

Con anterioridad en nuestro viaje, yo estaba en la parte trasera del bote hablando con un contratista que me decía que había mucho trabajo en el área en éste momento…el solo necesita descifrar como sacarle el mayor provecho.

“Elevar los precios y concursar lo más que se pueda. Es tiempo de ir de pesca! Cuando estamos en un banco de peces, ellos muerden casi cualquier cosa que echamos al agua. Nuestra industria es como nuestro viaje de pesca. Cuando la construcción disminuye, se acaba hasta que llega la próxima ronda de trabajo.” Le dije. Éste pensamiento me dio la idea para el tip de este mes, así que desde luego mencioné que iría a la cabina a escribir el Tip de contratista!

La cosa está así –cuando la construcción está en auge, se necesita contratar y expandirse tan rápido como sea posible, pero sin descuidad los márgenes. ¡Se necesita incrementarlos!

Para capitalizar durante buenos tiempos, hay que planear en base a rentabilidad y aprovechar cuando la plancha esta caliente. Durante estos auges, con mucho trabajo en el plato, los clientes están dispuestos a pagar lo que sea necesario para terminar el trabajo. Ellos buscan socios con los que puedan contar para hacer el trabajo más fácil.

Si mi suministro de comida dependiera del pescado que atrapé y no arrojara carnada cuando me topara con un banco de peces, me moriría de hambre. No sería capaz de atrapar lo suficiente a mar abierto para mantenerme alimentado y seguro.

Es lo mismo para ustedes –durante este periodo ocupado de construcción, hay que asegurarse de llenar la alcancía pues necesitarán el dinero extra para mantenerse vivos cuando el trabajo no sea tan abundante y todos peleemos por el mismo negocio.

Pero hay un trampa. Hay que tener en mente que el hecho de expandirse cuando el negocio va bien significa lo contrario cuando no va tan bien. Tan pronto el trabajo se vaya, se debe recortar tan rápido como se expandieron o podrían terminar cuesta abajo.

Si creen que no tienen el valor de recortar cuando llegue el momento, el cual llegará, tal vez querrán pensar dos veces antes de expandir sus operaciones – aún en los buenos momentos. Sólo hay que quedarse con el tamaño actual y tomar ventaja de lo que se pueda.

¿Como pueden hacer recorte de personal cuando baja la marea? ¿Acaso no es injusto para la gente que se acaba de contratar?

Bien, ¡pues eso suena como un buen tema para el Tip  del próximo mes!

La conclusión de éste mes es –que cuando hay trabajo, hay que crecer y expandirse. Cuando no hay, se deben hacer los recortes necesarios para mantener la máquina– asegurando su sustentabilidad.

El bote se está deteniendo y el capitán dice que echemos las líneas al agua. ¡Nos vemos luego! Ahora, ¡es tiempo de pesca!

Damian Lang es dueño y operador de varias empresas en Ohio. Es el inventor de Sistema de entrega Grout Hog-Grout, mezcladoras Mud Hog, el sistema de arriostramiento Hog Leg y de varios dispositivos usados en la industria de la construcción y que ahorran trabajo. Su empresa más reciente es Malta Dynamics Safety Company, que se enfoca en proporcionar productos de seguridad de calidad al mejor precio a los clientes de construcción. Cada mes escribe para Masonry Magazine y es consultor con muchos de los contratistas líderes en el país.

Ran in November 2017