Permanezcan al nivel
Palabras: Jerry Painter

 

A veces es mejor no contestar el teléfono. El otro día tuve uno de esos momentos, yo sabía que quien me llamaba necesitaba ayuda pero a veces uno no quiere sentirse irritado. Como algunos de ustedes saben, tengo varias manías y esta persona me llamo respecto a uno. El había empezado un nuevo proyecto y descubrió algo que el pensaba era un problema. Su proveedor de material le sugirió que me llamara para pedir ayuda y consejo, vaya que lo tuvo.

 Su empresa estaba comenzando un proyecto que tenia chapa de ladrillo que estaba por debajo de una altura de 30`0”. Sus empleados echaron  los niveles para determinar el poste de la esquina. Algo no cuadraba, los postes no estaban a plomo. Usando un plomo de la vieja escuela, se dieron cuenta que el edificio estaba 3” fuera de plomo. Recuerden que al construir o reparar el trabajo de otros, lo han aceptado como correcto. El había sido contratado para recubrir el edificio, así que ¿qué es lo que hace? Mi respuesta inmediata y algo sarcástica fue que recogiera su equipo y se fuera a casa.

Después me preguntó que decirle al contratista, en quien recaía la decisión. Fue ahí cuando casi perdí la cabeza. Sé que dije cosas que tal vez no debí decir. Pero dada la situación, no dije nada que no fuera cierto o por lo que debiera disculparme. Me tomó un momento pero volví a la calma e hice algunas preguntas. Lo primero que deben saber en mi posición es lo que piensa el contratista acerca de la situación así como lo que dijo el arquitecto o el ingeniero. La respuesta que recibí fue que el no quería “molestar” a nadie más con esto…¿cómo dijo? ¿Acaso escuché que el irresponsable del contratista y su supervisión dijo que quiere que alguien más repare el daño? Bien, pues esto no es nada nuevo.

Mi siguiente pregunta fue: “¿Como esperaba que el superintendente hiciera el recubrimiento? Naturalmente, quería que el contratista de mampostería lo colocara de cualquier forma y cubriera el error que se había hecho durante la construcción. Este es el momento de tener una conversación realista que genera un momento de aprendizaje y una solución positiva.

Antes que nada, cualquier cosa que se desvía de los planos o especificaciones, se debe tener por escrito. Ya sea que el recubrimiento sea colocado a plomo, se necesitará extender el recubrimiento 3 pulgadas más, lo cual es diferente de los dibujos. ¡Obténganlo por escrito! Ya no pueden usar conectores de pared. Tendrán que usar un anclaje.  Obténganlo por escrito y consigan un cambio de orden adicional. No se puede construir un muro paralelo al marco fuera de plomo sin violar los códigos de construcción. En el TMS 602 se proporcionan las distancias mínimas y máximas de espacio de aire para conectores de ladrillo corrugado.

No hay otras formas de recubrir el edificio, pero requerirían rediseño por parte del arquitecto e incluir opciones de diseño para ocular cualquier imperfección. Además cualquier cambio al ladrillo y sus aberturas será notorio y requerirá un cambio por parte del arquitecto. Además de un cambio de orden adicional.

 Regresando a la pregunta original: ¿Qué debemos hacer? Dado que parece que se esta trabajando para un contratista que no tiene problema en esconder un trabajo y supervisión inaceptables. Agarren sus cosas y váyanse. Solo regresen cuando puedan hacer un hermoso trabajo de mampostería de acuerdo a los planos, especificaciones y cambio de órdenes en caso de ser necesario. No hay razón que amerite el poner en riesgo su reputación para cubrir un trabajo mal hecho por otro subcontratista.

Dejen de hablarle al contratista y comuniquen, por escrito, con una fuerte y clara Solicitud de Información (RFI por sus siglas en ingles) de ser necesario y que el arquitecto o ingeniero repartan la lista. Esto hará que el CG o MC tengan que responder por escrito. Al hacer esto, no podrán esconder el problema por más tiempo. Dado que sabemos que trataron de ocultar un trabajo defectuoso, es probable que adopten una actitud de venganza hacia ustedes por la duración del proyecto. No me digan que no lo harán. Le indicamos al dueño de la constructora haciendo el trabajo un gran error y  las columnas de concreto fuera de línea. Después, el superintendente cargaba con su nivel todos los días para revisar el plomo y nuestro trabajo. Al menos intentaron corregir el problema con un addendum por escrito y con un cambio de orden. Pero a veces podrían simplemente agarrar sus cosas y retirarse.

Y recuerden “Levantar el nivel y darle la vuelta a la esquina!

Ran in November 2017